María Montessori nacida en Italia (1870-Holanda1952), fue una multiprofesional –médica, pedagoga, psicóloga, filósofa, científica – de su época que participó activamente en el movimiento de profunda renovación pedagógica llamado Escuela Nueva que se organizó en Europa y América durante la segunda parte del siglo XX. Estas ideas educativas “nuevas” –ya existían en las grandes tradiciones filosóficas y educativas humanistas de varios siglos atrás – trataban de combatir los métodos tradicionales de las escuelas que entonces existían. Los materiales y espacios inadecuados, el memorismo del aprendizaje desconectado de la vida infantil junto a los castigos físicos y psíquicos eran habituales en aquellas tristes y anticuadas escuelas.

Por el contrario, las nuevas escuelas propugnaban, y aún sigue vigente en nuestras escuelas infantiles,  que:IMG_9143

– El niño sea el protagonista de las actividades escolares.

– El maestro se convierta en el apoyo de las situaciones y procesos que van generando los propios niños.

– La escuela anteceda a la integración del sujeto en su entorno sociocultural.

Pero ya centrándonos en las numerosas aportaciones que supo crear de forma novedosa y construir magistralmente María Montessori destaco en este artículo su concepción en el diseño de los espacios escolares y la elaboración de materiales para el aprendizaje escolar. A partir de estos espacios y materiales surgían los ejercicios adecuados para los niños pequeños.

María Montessori buscó la creación de un ambiente agradable en el aula, donde los niños se sintieran felices basándose en los principios de simplicidad, belleza y orden. Así creó espacios luminosos y cálidos con plantas, arte, música y libros. Diseñó también un mobiliario funcional a la medida corporal  y al grado evolutivo del desarrollo infantil.

 

Es importante recordar que en las escuelas de aquella época sólo existían rígidos y enormes pupitres de madera con plumillas para escribir y nada más.

María Montessori a partir de su experiencia profesional tanto con niños deficientes como de riesgo de exclusión social elaboró también un material escolar para todos los niños en general que potenciara el desarrollo de los sentidos. Buscaba incentivar el interés y la curiosidad innata del niño para ampliar su capacidad de aprendizaje.

IMG_9108

A día de hoy en numerosos centros educativos infantiles  –incluida nuestra Escuela Infantil Alevín – se utilizan las metodologías para edades tempranas de María Montessori por la gran influencia y aplicación que tuvieron sus enseñanzas pedagógicas. Así nos servimos de estos materiales que clasificamos, según los sentidos:

– El gusto y el olfato: plantas, perfumes, productos culinarios…

– El tacto. Tiene en cuenta el material Montessori el sentido táctil, en todas sus formas (tablillas y rugosidades), así como sentido térmico (diferentes temperaturas), la percepción de las formas (triángulos, círculos…)

– La vista. La percepción diferencial de las dimensiones, colores, volúmenes y formas.

– El oído. Sonido con cajas metálicas, campanillas, silbatos y xilófonos.

IMG_7610

De esta manera con estos materiales nuevos, desconocidos hasta entonces, los niños mediante su trabajo se convertían en autónomos y responsables de sí. Los niños podían usar el material para ir marcando su propio ritmo de aprendizaje pues se agrupaban por grado de dificultad, sin la necesidad de la supervisión constante de la maestra.

Así podían ser capaces de lograr el dominio de sí mismo y de su entorno mediante lo que Montessori denominaba ejercicios para la vida práctica. Estas actividades, como vestirse, peinarse, lavarse las manos… enseñan al niño a cuidarse. Mediante las actividades centradas en el entorno como recoger los lavar, regar las plantas, planchar, barrer  le ayudan a adaptarse al medio donde viven.

IMG_7299

Admito que estas enormes aportaciones materiales son justamente reconocidas dentro del ámbito educativo y escolar, sin embargo, si quisiera destacar que María Montessori fue mucho más que sus materiales, métodos o ejercicios concretos.

 

La pedagoga italiana –esto es menos extendido y conocido – fue una persona enormemente comprometida con su tiempo y sus congéneres. Era una ferviente católica, veía el rostro del sufrimiento del débil y que ella,  desde su campo de acción profesional, trababa de disminuir. Su mayor anhelo era de orden espiritual: “el niño, con su enorme potencial físico e intelectual, es un milagro frente a nosotros”. Elaboró una completa  filosofía global humanista para conocer “el secreto del niño”. Afirmaba en sus escritos la necesidad y la obligación moral de no interferir en su autoeducación.

Respetaba de forma reverencial que cada niño es único en su propia subjetividad, que lo diferencia del resto. Son  iguales en las misma etapas evolutivas y diversos a la vez. El respeto a esa individualidad y a esa  libertad personal  era algo fundamental que requería métodos comunes, pero también adaptaciones a cada niño. Porque sabía además que en cada infante habría un adulto después con capacidad de hacer frente a los problemas personales de la vida propia, pero a los sociales también, como eran la guerra y la paz (vivió las dos guerras mundiales y el exilio del fascismo italiano).

No hacer mención a este fuerte compromiso personal y social derivado de sus profundas ideas religiosas es hacer un uso muy fragmentado de su  pedagogía y su filosofía.

Me desagrada el uso sectario, elitista en muchas ocasiones que se hace de su apellido. Su valioso legado pedagógico con todas sus ideas ­–como ya he señalado aún vigentes – no puede trocearse, ni apropiárselo  sólo unos cuantos.

A veces se utilizan las metodologías creadas por la insigne pedagoga para monetizar lo que es un patrimonio educativo universal. En realidad a través de sus materiales se sirve, de hecho, toda la educación infantil y que debiéramos ampliar al resto de niveles porque sus ideas fueron concebidas para todos, tal y como propuso generosamente la propia María Montessori.

 

Emilia Cádiz Inclán es doctora por la Universidad de Valencia (Filosofía y Ciencias de la Educación)

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies