¡¡Arrancamos nuestro diario de abordo de la Escuela de Verano de Alevín!!

Y, como no podía ser de otro modo, empezamos con mucha fuerza. Tanta, que no nos hemos podido estar de subirnos todos a un súper cohete espacial y propulsarnos directamente hacia el PLANETA DE LOS MÚSICOS, primer destino galáctico de nuestro espacial viaje veraniego.

escuela de verano en godella

¡No hemos parado!

Os contaríamos qué es lo que hemos hecho, pero pensándolo bien, quizás sería más rápido comenzar por lo que NO hemos hecho porque… ¡NO HEMOS PARADO!

Y es que hemos comenzado la Summer School con un plato fuerte:

El LUNES nos adentramos en el nuevo planeta a través de la experimentación con instrumentos musicales: xilófonos, panderetas, maracas, tambores… ¡¡los peques no se dejaron NI UN INSTRUMENTO POR TOCAR!! Esto nos condujo a llevar a cabo una dinámica muy enriquecedora en el desarrollo de los peques: los niños aprendieron a diferenciar el sonido de unos instrumentos y otros, con lo que contribuimos al correcto desarrollo de su capacidad para la discriminación auditiva. Como ya sabemos, la educación musical es un aspecto fundamental en el desarrollo infantil: posibilita el juego, el movimiento, la expresión y la comunicación y favorece el sentido del oído, el ritmo, la psicomotricidad y, como siempre, la imaginación y la creación.

experimentación con instrumentos

Además, no dejamos de lado en ningún momento nuestro proyecto de educación bilingüe, y, a través de diversas actividades, ampliamos el vocabulario en inglés relacionado con los instrumentos y la música.

Los MARTES y los JUEVES son un día muy esperado para nuestros peques en la Summer School de Alevín. Y es que tendríais que verlos cuando se dan cuenta de que nuestro rincón de la lógica va llenándose y llenándose de agua hasta convertirse en nuestra bonita charca, donde practicamos los esperados y divertidísimos JUEGOS DE AGUA. ¡Solo hay que verles las caras!

piscina niños rocafort

El MIÉRCOLES pusimos en marcha nuestras destrezas manuales y organizamos un taller de construcción de flautas con pajitas. Se trata de un sencillo invento con el que nos dimos cuenta de que podíamos convertir una simple pajita en verdaderas flautas caseras. Otra vez, los peques experimentaron con instrumentos construidos por ellos mismos, y comprobaron cómo la pajita suena por vibración al soplar fuerte. Vieron también cómo, dependiendo de la distancia entre un agujero y otro, sonaban notas distintas. Fue una actividad enriquecedora porque este tipo de talleres despiertan por completo la atención del niño, captan su atención y participación, se sienten protagonistas en todo momento y favorecen enormemente su motivación.

Finalmente, terminamos la semana con nuestro plato fuerte: el VIERNES tuvimos la suerte de que nos visitaran las compañeras de Artesanitos, que organizaron un taller de cerámica espectacular con el que los peques, de nuevo, crearon, tocaron, manosearon, moldearon y pintaron fantásticas figuras en las que destacaba un precioso pececito Alevín.

escuela de verano godella

¡Eso es todo! ¡Menos mal que tenemos un finde entre semana y semana para poder cargar las pilas, porque estos niños desbordan energía a raudales!

Próxima parada: EL PLANETA DE LOS COCINEROS.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies